Disfruta de una Navidad sin peligros para tu perro o gato

Se acerca la Navidad y muchos ya estaréis dudando si montar o no el árbol este año o buscando medidas de protección. Lo reconocemos, el nuestro ya ha caído dos veces… Hoy os dejamos unos consejos para que las navidades sean más seguras para vuestros peludos y no os llevéis ningún susto.

Adornos Navideños

Si no queréis renunciar a la decoración navideña aun a riesgo de que se convierta en el mejor juguete de vuestro perro o gato, podemos tomar una serie de precauciones para que no corran riesgos:

  • No colocar árboles naturales, porque las hojas pueden hacerles daño si juegan con el o se las comen, y si convivimos con gatos evitar que sean muy altos, cuanto más alto suban… más caída habrá.
  • Buscar un árbol estable o colocar algo en la base para que no pueda caerse fácilmente. Debemos intentar también que no haya ninguna mesa o estantería desde la que pueda saltar.
  • Evitar los adornos de guirnalda brillante porque pueden comérselos.
  • Colocar los adornos a una altura inaccesible (algo más complicado en el caso de los gatos)
  • Dejar la iluminación apagada y fuera de su alcance cuando no estemos en casa para que no puedan enredarse con ello ni morderlo.
  • Dejar los adornos que puedan ser peligrosos fuera del alcance de nuestro peludo cuando no estemos supervisándolo
  • Evitar la flor de Pascua, la savia blanca y lechosa es tóxica para nuestros peludos y puede irritar sus mucosas provocando vómitos e hipersalivación. Además, si entra en contacto con su piel puede causarle dermatitis.
  • Evitar el muérdago. Si nuestro perro o gato lo ingiere puede provocarle vómitos, diarreas, dificultades respiratorias y, en los casos más graves, pueden entrar en shock por colapso cardiovascular.

Alimentos prohibidos

Estos días de comidas con familiares amigos es importante que tengamos en cuenta los alimentos que son perjudiciales para nuestros peludos y se lo hagamos saber también a los demás. Os dejamos una lista de algunos alimentos que debes evitar que coma tu perro o gato:

  • Chocolate y dulces
  • Cebolla y ajo
  • Huesos y espinas
  • Uvas
  • Aguacate
  • Frutos secos
  • Leche y derivados
  • Alcohol
  • Huevos crudos
  • Pescado crudo
  • Café
  • Carnes saladas y embutidos

No son un regalo

Incluir un miembro peludo a la familia es algo que debe de decidirse entre todos los miembros de la familia ya que supone una gran responsabilidad. Cada año, mides de animales se regalan durante estas fechas y, muchos de ellos, acaban más adelante en protectoras, en perreras o en la calle.

Si ya habéis meditado sobre todo lo que supone convivir con un perro o un gato, recordad que las protectoras están llenas de animales de todos los tamaños y edades. Busca una asociación de confianza y ellos te ayudarán a elegir un peludo cuyas necesidades se adapten a tu forma de vida ¡No compres, adopta!